El exterior del museo ARTIUM, en Vitoria-Gasteiz

Hoy vamos a darnos una vueltecita por un museo de arte moderno. ¿Suena interesante? 

Y si os digo que en realidad la vueltita va a ser alrededor del museo… ¿Os sigue sonando igual? 

La idea puede no resultar atractiva, pero os aseguro que os sorprenderá. Y es que el museo ARTIUM, de Vitoria-Gasteiz, tiene mucho que ofrecer, tanto por dentro como por fuera. Hoy, visitaremos su exterior.

Ya se que lo interesante de un museo suele estar en su interior… pero hay muchos tipos de museos, y no me refiero solo a lo que tratan, sino a como lo tratan. Algunos son simples edificios con exposiciones y material didáctico dentro, pero otros, sin embargo, son auténticas catedrales de la cultura. Estos últimos tienden a mostrar tanto dentro como fuera aquello que exponen, como si su contenido se escapase desde dentro, se extendiese por las inmediaciones e invadiese la vía pública.

Es el caso del museo vitoriano ARTIUM, que está pensado para el arte, tanto dentro como fuera. Y es que su arquitectura y su entorno juegan un importante papel a la hora de introducir al visitante en una atmósfera de contemporaneidad y modernidad artística. 

A 20160803_122018

El ARTIUM lleva abierto desde el año 2002. Es obra del arquitecto José Luis Catón y se encuentra entre las calles Francia, La Esperanza, La Paloma y Prudencio María Verástegui, en el terreno en el que estaba situada la vieja estación de autobuses de la ciudad (anterior a la de Los Herrán y que fue demolida en 1998). 

Este museo está compuesto por dos edificios que se yerguen alrededor de una amplia plaza.

El edificio principal es un bloque de hormigón blanco, a través del cual se accede al museo. Sin embargo, ambos edificios están conectados mediante espacios situados bajo el nivel de la calle, como si de bodegas se tratase. 

Siempre me ha llamado la atención el contraste entre la arquitectura de este edificio y los de alrededor. 

Las ventanas circulares del segundo bloque, la azotea triangular y acristalada del primero… 

Además, desde la plaza donde está situado el ARTIUM, solo hace falta cruzar una calle para entrar en el casco viejo de la ciudad. Y a esto mismo me refería al principio de la entrada. Tanto el estilo del museo en si como el contraste que lo resalta rezuman modernidad (artísticamente hablando). En fin. Hay a quienes les encanta y hay quienes lo odian. 

Así es el arte. 

¿Y sabéis que más es arte? Las obras que hay expuestas alrededor del museo.

Para empezar tenemos “La Mirada“, una obra de Miquel Navarro que data de 2001. En Vitoria ya hay una “Mirada” famosa, situada en la plaza de la Virgen Blanca (de Agustín Ibarrola y conocida popularmente como “el coño”), pero esta es otra “Mirada”. Está hecha de hierro y mide 45 metros de altura.

También encontramos tres esculturas de hierro de tres importantes artistas del siglo XX. “Finkl Octagon” (1991) de Richard Serra se encuentra situado muy cerca del edificio principal. 

Después hallamos la obra “Mirador mirando” (1958) de Jorge Oteiza

Y por último tenemos una obra de alguien muy famoso en este blog: Eduardo Chillida

Esta pieza en cuestión se titula “Elogio a la Arquitectura XIV” (1994).

Además, al otro lado de la plaza también se encuentra expuesta “Broca kenkenes” (1976) de Vicente Larrea.

Imagen tomada de Wikimedia Commons

Pero, obviamente, el museo ARTIUM cuenta con muchas más obras. En su interior varias colecciones permanentes de arte vanguardista, contemporáneo y moderno se complementan con las exposiciones temporales, actividades educativas y documentación disponible al público.

A mi parecer, la arquitectura del ARTIUM y las piezas expuestas conforman un todo a la hora de ambientar esta plaza con una atmósfera moderna y artística. Pero esa es solo mi opinión. 

Posiblemente me he dejado cautivar también por las ventanas circulares del edificio secundario del museo, que por las noches se iluminan. 

Imagen tomada de Wikimedia Commons

Imagen tomada de Wikimedia Commons

En otra ocasión tal vez veamos el museo por dentro, pero para quienes no puedan esperar, aquí dejo un enlace a los horarios y tarifas

Bueno, ¿Qué? 

¿Os animais a dar una vueltecita por la plaza del ARTIUM, o preferís entrar y verlo por dentro?

Anuncios

2 pensamientos en “El exterior del museo ARTIUM, en Vitoria-Gasteiz

  1. Pingback: Kultur Leioa y José Ramón Aketxe | Piensa en un lugar

  2. Pingback: Seis lugares de Vitoria que no te puedes perder | Piensa en un lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s