Excursiones de fin de semana: Bermeo

 

Ahora que las vacaciones han terminado para prácticamente todos llega el momento de exprimir los fines de semana. Esos días en los que el trabajo y / o el colegio, universidad nos permiten un respiro. Esos días que parecen no ser de 24 horas si no de la mitad.

Por ello os traigo a partir de ahora los martes una serie de entradas para que el comienzo de la semana no se haga cuesta arriba. Publicaciones en las que os propongo un plan para el próximo fin de semana.

Y bien, ¿cuál es mi sugerencia para este viernes / sábado / domingo? Seguir leyendo 🙂

Sigue leyendo

Anuncios

Visita express por Mutriku

Tras este pequeño puente las vacaciones de Semana Santa ya pueden verse algo lejanas, pero hoy vuelvo a recordarlas para hablar de la excursión que hice el viernes santo.

Esta vez fue con mi familia: mi tia y mis primos. Cogimos el coche temprano para ir a Zumaia. Como Carol ya habló muy bien y detalladamente de este lugar, volver a hacer lo mismo me parecía repetitivo. De todas formas este mismo día visitamos dos pueblos: este que os acabo de comentar y Mutriku.

Sigue leyendo

Otxate, el pueblo maldito

Con el otoño llega el frío, y con este llega Noviembre. Estamos a las puertas del penúltimo mes del año pero… ¡Hay monstruos aguardándonos en ellas! ¡Y brujas, y fantasmas, y esqueletos, y muertos vivientes! Y es que en cuatro días se celebra Halloween.

Y como se avecina Halloween, he pensado que lo mejor es hablar de algo… siniestro. Por eso este jueves nos desplazamos a Otxate, el “pueblo maldito” del Condado de Treviño.

¿Bueno, que? ¿Queréis oír una historia de fantasmas?

Sigue leyendo

Un pueblo para perderse…

Dicen que los mejores planes son los que surgen de manera improvisada… ¿Tú lo crees? Personalmente el domingo pasado lo corroboré.

Este año, por motivo de estudios, estoy viajando mucho a Madrid. Estos días no está haciendo muy buen tiempo, pero la mañana de este domingo nos regaló una jornada bien soleada. ¡teníamos que aprovecharlo… así que ¿qué hicimos? Nos cogimos el coche y nos dirigimos a Patones de Arriba.

Sigue leyendo