Festival de Jazz en Ezcaray

Tras un pequeño parón vuelvo a escribir por aquí con más ganas que nunca. El fin de semana pasado volví a uno de los pueblos que me vio crecer: Ezcaray.

Sigue leyendo

Anuncios

Festival del Manga de Getxo, este fin de semana

¡El Salón del Manga vuelve a Getxo! Como cada año desde 2001, todo el que se pase por Areeta tendrá la oportunidad de visitar el Salón del Cómic y el Salón del Manga

Este año, durante los días 12 y 13 (sábado y domingo) se llevará a cabo el festival dedicado al cómic nipón, mientras que los días 18, 19 y 20 (viernes, sábado y domingo), el mismo recinto albergará el salón dedicado al cómic occidental.

¿Te lo vas a perder?

Sigue leyendo

El corazón de Santander

Mi visita a Santander fue corta pero intensa. Además de visitar varios lugares turísticos, también me apetecía mucho explorar un poco la ciudad, y con ello me refiero a perderme a través de sus calles. Fue durante este paseo cuando descubrí un mural que me cautivó: “Piensa con el corazón

piensa-con-el-corazon

Sigue leyendo

El Festival de las Naciones vuelve a Vitoria-Gasteiz

Ya ha llegado el Festival de las Naciones a Vitoria-Gasteiz. Una feria multicultural que lleva celebrándose desde hace diez años y que viene cargada de puestos, comida y espectáculo.
¿Te lo vas a perder?

Sigue leyendo

Vuelve el Festival del Cómic de Angouleme

Aunque en el mundo hay muchos festivales… ¿Queréis saber de uno que empieza hoy?

Continuando con la segunda semana internacional de Piensa en un Lugar, hoy nos vamos…

¿De nuevo a Angouleme?

Pues sí. Podéis considerarlo vagancia por mi parte… o podéis pensar que en realidad es porque… ¡Ya está aquí el 46 Festival Internacional del Cómic, en la ciudad Francesa de Angouleme!

Sigue leyendo

Las fachadas pintadas de Angouleme, la ciudad del cómic

Continuando con nuestra semana internacional de noviembre, hoy os voy a hablar acerca de Angouleme (o Angulema), la ciudad francesa hermanada con Vitoria-Gasteiz en la que cada año se celebra un fantástico festival del cómic.

Estaba a punto de cumplir los catorce años cuando asistí al Festival Internacional del Cómic en Angouleme por primera vez. También era la primera vez que viajaba a otro país, y como era de esperar, estaba muy entusiasmado.

Cada año, durante cuatro días de la última semana de enero (habitualmente), esta localidad francesa se mete de lleno en el mundo del cómic. ¡El Festival International de la Bande dessinée d’Angoulême es el segundo mayor festival del cómic que se celebra en Europa, y el tercero mayor en todo el planeta! Desde luego, el viaje prometía.

Festival_International_de_la_Bande_Dessinée_d'Angoulême_2013_080 Festival_International_de_la_Bande_Dessinée_d'Angoulême_2013_053

Y superó todas mis expectativas. El viaje fue maravilloso, de comienzo a fin. No me quiero entretener contando todos los detalles de esa experiencia, sin embargo, en su momento si que me detuve a contar, y hoy quiero contaros aquello que conté.

¿Y que es “aquello”? 

Pues fachadas pintadas. Pero no eran fachadas pintadas de cualquier manera, no. ¡Eran auténticas obras de arte!

escanear0063

El autobús nos dejó en la estación de tren de la ciudad. Para llegar al centro, debíamos recorrer un tramo de la ciudad y subir algunas cuestas porque, al igual que Bilbao, Angouleme también tiene su parte alta y su parte baja. Y también tiene ríos. Tres, concretamente, pues se encuentra en la confluencia entre ellos.

4085727710_f89abbdae7_b14597619392_6873e4cf78_b

A medida que iba subiendo, me iba sintiendo más y más excitado. Estaba ansioso por llegar a donde se encontraba la acción, pero… no tardé en darme cuenta de que no íbamos a visitar un par de carpas llenas de nerds franceses. Toda la ciudad estaba sumida en el festival. ¡TODA! 

escanear0059 copia

S

4507851186_c0a03059ed_o

¡Era genial! 

El Museo Nacional del Cómic de Francia, la vieja fábrica de papel, exposiciones, carpas por aquí y por allá, decoración y dibujos por todos lados, gente disfrazada, música… Toda la ciudad estaba volcada en ese festival.

Y lo primero que me indicó que ese no iba a ser un festival cualquiera fueron precisamente las fachadas de la misma ciudad.

Menos mal que no teníamos muchísima prisa, porque había tanto que ver…

Este festival lleva celebrándose desde 1974, y cada enero acoge a miles de turistas y de aficionados al mundo del cómic, así como a un sinfín de autores, editores e ilustradores. En 2014, por ejemplo, asistió Quino, el “padre” de la famosa Mafalda.

Pero… no pasa absolutamente nada si no te entusiasma el mundo del cómic. Ya sea por el festival o por visitar una preciosa ciudad y ver sus calles, sus parques, sus museos o sus catedrales, Angouleme merece muchísimo la pena.

006_Angoulême_Eglise_Saint-Martial_(néoroman_XIXème_siècle)imgres

 escanear0062escanear0061Angoulême, rempart Desaix

El Festival International de la Bande Dessinée es maravilloso, pero gran parte de su éxito se lo debe a esta ciudad. Y es que Angouleme no es una ciudad cualquiera. 

Es la ciudad del cómic.