La Estatua de los Vientos que mira al mar, en Suances

Este jueves volvemos al mirador de la Playa de Los Locos de Suances, para pararnos a contemplar una interesante escultura: “Alma de Costa” (o la “Estatua de los Vientos”)
¿Te vienes con nosotros?

Sigue leyendo

Anuncios

Recorriendo el largo mirador santanderino

Arte, mar y vistas en un paseo interminable. 

Este jueves vamos a darnos un largo paseo a través de una de las avenidas más extensas de toda la ciudad de Santander: La Avenida de la Reina Victoria

¿Os apetece daros una vuelta y observar el mar desde las alturas?

Sigue leyendo

Una primera visita al parque de Doña Casilda, en Bilbao

Uno de los primeros lugares de Bilbao que visité cuando empecé a venir a esta ciudad fue el Parque de Doña Casilda, un parque emblemático situado en el barrio de Indautxu, pegadito al centro comercial Zubiarte, al palacio Euskalduna y a la ría. 

Y hoy he decidido hablar un poquitín acerca de él. 

A 20160713_175401

Sigue leyendo

Un parque de Donostia lleno de sorpresas

Después de tres semanas hablando sobre plazas mayores, uno necesita un descanso. Y cuando pensé esto, lo primero que me vino a la cabeza fue Donostia-San Sebastián.

20160428_114030

La excursión que hice a la capital gipuzcoana a finales de Abril me cundió bastante, la verdad. Hizo un tiempo estupendo y pude pasear tranquilo por la ciudad, en busca de lugares que traer al blog.

El lugar del que voy a hablar hoy me lo encontré por sorpresa. Vamos, que no planeaba visitarlo, ni siquiera sabía que existía, pero me encantó nada más verlo.

Hablo de la Plaza de Gipuzkoa:

A 20160428_113502

Sigue leyendo

¿Un homenaje a Facebook en Bilbao?

Desde que escribo en este blog no dejo de fijarme en los pequeños detalles de las calles. Carolina ya nos lo decía hace unos meses cuando empezábamos: “Yo ya voy siempre con el chip puesto. Veo algo que me llama la atención y me viene el blog a la cabeza. Acabaréis pensando igual” Y así es.

El otro día en Bilbao, bajando de Miribilla al Casco Viejo, me fijé en una pequeña estatua.

20160229_184607

De ahí el nombre de la entrada de hoy. Está claro que no es ningún homenaje a la gran red social, pero no me digáis que no se parece un poco a su logo. Sobre todo desde esta perspectiva…

Pues se trata de un trabajo de Koldo Miranda. Lleva el nombre de “Armonía” y ya lleva más de 11 años en esta pequeña plaza-rotonda. Julio 2004 es la fecha exacta.

Sigue leyendo

Una obra que elogia al hierro, en Bilbao

¿Queréis saber cual fue la primera escultura de Chillida en Bilbao? 

Siempre me ha llamado la atención el espacio que hay en la calle Gran Vía frente al edificio de BBVA. Se trata de una plaza de granito gris, decorada con una fuente en medio. Se encuentra frente a la boca del metro, a un paso de cebra de distancia de la estación de tren de Abando, y en la misma calle que el Corte Inglés. Y, por supuesto, un lugar así supone un importante punto de reunión para la ciudadanía. 

Pero nunca me había fijado en la escultura que hay… hasta que Carolina me la enseñó. 

Y no es una escultura cualquiera. ¡Se trata ni más ni menos que “Elogio al Hierro III”, creada por el mismísimo Eduardo Chillida!

Imagen extraída de http://wikimapia.org

No es la primera vez que mencionamos a Eduardo Chillida en este blog, y es que Patricia, en su entrada titulada “Una placita con arte”, ya habló de Topos V, otra obra de este gran escultor. 

¿Y que hace aquí esto? Se pregunta uno. Pues bien. En agradecimiento a BBVA por patrocinar varias de sus exposiciones, en 1997 Eduardo Chillida obsequió a la entidad con esta escultura.

Imagen extraída de http://bilboshare.com – Clickar en la imagen para ir a la página

Pero… ¿Por que “Elogio al Hierro III”?

Eduardo Chillida, para quienes no lo conozcan, fue un importantísimo escultor nacido en Donostia en el año 1924. Su arte pertenece al género abstracto, aunque en un primer momento era figurativo, y uno puede encontrar obras suyas en varios países del mundo, entre los que se encuentran Japón, Estados Unidos, Iran, Alemania, Finlandia, etc. 

Eduardo Chillida

Para Chillida el hierro era un imprescindible en sus obras, o al menos empezó a serlo después de volver a su ciudad natal en 1951, tras pasar tres años en París. Obtuvo un empleo en la fragua de su amigo Illarramendi, y allí comprendió la importancia que había tenido y tenía el hierro en el espacio rural vasco. 

Según sus propias declaraciones, él estaba trabajando en yeso, pero no lo encontraba adecuado para la obra que tenía en mente, pues ese material no transmitía la luz que Chillida quería transmitir (tanto figurada como literalmente). Simplemente, no era ese el material que la obra pedía. El hierro, en cambio, transmite esa luz oscura y cambiante que le remite a su entorno. 

A partir de ahí, Chillida comenzó a experimentar con el que se convertiría en su material artístico primordial: El hierro. 

Bilbao le debe mucho al hierro, y yo también.

Lo dijo el mismo Eduardo Chillida, y no le faltaba razón. 

Si en otras entradas, como la de la chimenea del Parque Etxebarria o la del barrio de Rekalde, hemos hablado de (o al menos mencionado) la industria de Bilbao y su importancia en el desarrollo de la ciudad, aquí vamos a hablar del hierro en la obra de Chillida.

“Elogio al Hierro III” se trata de una escultura de metal oxidado que mide 4 metros de altura y pesa 18 toneladas. 

Eduardo Chillida estudió el vacío y el espacio en sus obras durante sus años como escultor, un interés que le viene de su época como estudiante de arquitectura. De esta manera, la obra “Elogio al Hierro III” está compuesta por una estructura oxidada principal que se ramifica en cuatro apéndices curvados en su parte superior. 

Es un homenaje a la historia del hierro en esta ciudad. Parte de la tierra, se transforma y sube hacia arriba. 

Imagen perteneciente a Luís Miguel Rodríguez Santos. Extraída de http://es.slideshare.net/atenearte/abando-luismiguel

Por otro lado, los “Elogios” son una serie de obras de Chillida que están especialmente orientadas a la paz y a la armonía. Es por eso que el escultor dirigió tanto la creación de la obra como su colocación, de manera que todos los elementos de ese espacio tuviesen cohesión. Encontrándose en la Gran Vía, en un lugar importante para la ciudad, y frente a la estatua de Don Diego López de Haro, quería que la estatua resaltase sin imponerse en el lugar. Su preocupación por encontrar el punto perfecto para colocar esta obra le llevó a debatirlo con Norman Foster, arquitecto del metro de Bilbao (pues la obra se encuentra en una de las marquesinas de acceso a este). Y resultó que el lugar que eligió era el punto exacto en el que un mimo realizaba sus actuaciones callejeras.

imagen extraída de http://static.panoramio.com

Anda que no haberme fijado en tanto tiempo… Pero no me volverá a pasar.

Aunque Bilbao no tenga un Peine de los Vientos, Eduardo Chillida dejó su huella marcada en varios puntos de esta ciudad. Y este es uno de ellos.

¿Os animais a verlo?

Los Reyes Godos del Parque de la Florida

¿Sabéis de cuando datan las esculturas más antiguas de Vitoria? Y ya de paso… ¿Os sabéis la lista de los reyes godos?

El Parque de la Florida está lleno de sorpresas, y por lo visto de reyes también. Como si no fueran suficientes los tres reyes magos durante la época en la que el belén a escala está expuesto, resulta que hay más. Concretamente cuatro reyes Godos, que poco o nada tienen que ver con la historia de la ciudad en si, pero sí que poseen cierta relevancia en la historia del arte de la misma. Y es que estas esculturas son las más antiguas de Vitoria-Gasteiz.

Sigue leyendo

El monumento a un hombre que luchó contra el mar

Hace aproximadamente un mes, Carolina y yo quedamos para comer en Leioa. Nos fuimos a andar, y terminamos bajando hasta Las Arenas (Areeta), en Getxo. Ese día me llevé dos sorpresas. La primera fue descubrir lo fácil que era llegar andando desde Leioa hasta Getxo, y la segunda fue el monumento a Evaristo de Churruca.

Q 20151016_174748

Se encuentra situado al final del Muelle de Evaristo Churruca (Evaristo Churruca Kaia), en Las Arenas, justo en la desembocadura del río Nervión. Me llamó mucho la atención por su tamaño, su forma y lo que muestra.

Q 20151016_174932

Para empezar, se trata de una torre-faro de casi tres metros de altura que hace las veces de obelisco. En los laterales y delante de la torre hay varias estatuas. La de la derecha representa la Industria, mientras que la de la izquierda representa la Navegación, aunque esto lo sé gracias a haberlo encontrado en esta páginaTambién descubrí que el monumento está hecho de bronce y piedra.

Hubo dos cosas que me llamaron mucho la atención de ese monumento: La primera fue que la torre estaba hueca por dentro. Bueno, hueca no, desde luego. ¡Tenía escaleras! ¡Y una puerta! ¡Se puede subir hasta arriba!. 

…Miento… Se podría subir si se tuviese la llave para entrar, claro. En cualquier caso, es una torre con todas las de la ley, y no un simple monolito. 

La segunda cosa que más me llamó la atención fueron las estatuas al frente del monumento, las cuales contarían como el mayor atractivo de la obra. 

Q 20151016_174958

Se trata de una alegoría: El hombre enfrentándose al mar. Esta escultura muestra al dios Poseidón empujando una roca en su lucha contra un hombre… y parece que perdiendo. Su corona ha caído de su cabeza, y mientras que el hombre empuja la roca con sus brazos, Poseidón lo hace con sus piernas, en una postura que parece someterle más. Al menos esa fue la impresión que me dio al verla.

Más arriba, sentado en la torre se encuentra Evaristo de Churruca

Q 20151016_175008

Evaristo de Churruca fue el vencedor en la lucha del hombre contra el mar. Esa es la interpretación de la estatua. 

¿Pero quien fue Evaristo de Churruca?

Q 20151016_174824

“Evaristo de Churruca y Brunet, Conde de Motrico (1841-1917) Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, primer director de la Junta de Obras del Puerto de Bilbao (1878-1908). En la centenaria lucha de la Villa de Bilbao contra el mar, fue él quien logró el vencimiento definitivo, anhelo secular del consulado. Dio con su obra genial nuevo cauce a la ría, seguridad a los navegantes y categoría universal a este puerto, modelo original del clasicismo.”

La leyenda del mismo monumento lo explica. Evaristo de Churruca fue un ingeniero nacido en Izu (Navarra) en 1841. Su importancia le viene de su trabajo, y es que Evaristo de Churruca fue quien canalizó la Ría y se encargó de las obras del Puerto Exterior de Bilbao, que se convirtió en uno de los más seguros de España y permitió el desarrollo industrial de la ciudad. También realizó otros muchos trabajos en el campo de la ingeniería de caminos, de canales y de puertos, especialmente en Murcia y en Puerto Rico. Todo esto le valió el título de primer Conde de Mutriku, así como este monumento y, entre otras cosas, el tener tres calles en Bizkaia con su nombre (una de ellas está delante de Zubiarte y del Guggenheim).

También cabe señalar a Miguel García de Salazar, el escultor de Algorta que llevó a cabo esta obra (inaugurada el 25 de octubre de 1939).

Q 20151016_175031

La desembocadura de la Ría es un lugar fantástico, con puertos, playas, naturaleza, largos paseos marítimos… Y monumentos como este.

¿Te animas a dar una vuelta por el paseo de Las Arenas?

La típica casa encantada de pueblo

261307_2234882917868_8147370_n

¿Quién no ha tenido una casa supuestamente encantada o embrujada en su pueblo? Todo pueblo tiene que tener una y si no, alguien se la ha inventado o ha ido a la de un pueblo cercano. La mía es esta. Está en Bárcena de Cicero, Cantabria. Nunca he sabido qué narices era, solo se que ha estado ahí desde hace bastante tiempo.

La verdad es que tiene una arquitectura un tanto extraña. Está hecha de cemento y ladrillo, como si fuera una casa a medio terminar que alguien decidió que no merecía la pena acabar y que la maleza la ha invadido.
Sigue leyendo