Un palacio realmente precioso

Hoy os descubrimos otro lugar en Cantabria que hay que visitar sí o sí. El palacio Sobrellano. Sigue leyendo para descubrir el que posiblemente sea el palacio más bonito del norte de España.

Sigue leyendo

Anuncios

Un día en Santander

El mismo día que visitamos el laberinto de Villapresente, del que ya hablé la semana pasada, nos pasamos por la ciudad de Santander.

Hacía tiempo que no andaba por sus calles. No recordaba el encanto que tenía.

¿Venís a descubrir un rato los rincones que me parecieron curiosos? Os invito a continuar leyendo esta entrada…

Sigue leyendo

La catedral del incendio de Santander

Siempre que voy a Santander me cuentan la historia del terrible incendio que sufrió la villa en 1941. Al parecer, no fue provocado, fue solo un desastre natural que ocurrió la madrugada del 16 de febrero de ese año.

Según el Diario.es, corre el mito de que se quemó Santander entero pero en realidad lo que se incendió fue el centro de la ciudad, afectando al 9,82% de la población. También se dice que después del incendio se reconstruyó la ciudad entera, pero tampoco es cierto. Wikipedia dice que se destruyeron 377 edificios (la mayoría bastante antiguos), 1783 viviendas y 37 calles fueron afectadas. Sigue leyendo

La triste historia de los raqueros de Santander

En la bahía de Santander hay unas estatuas llamadas Los Raqueros que están en recuerdo a unos “personajes típicos santanderinos” tal y como reza la placa del monumento:

Descritos por José María de Pereda, que en los siglos XIX Y XX frecuentaban las machinas y acostumbraban a darse un cole en puerto chico, buceando en las aguas de la bahía para recoger las monedas que los curiosos les lanzaban.

13681051_10210529498099991_6349950754015245044_n

La versión que me contó a mi mi amiga santanderina es parecida pero con algunos matices. Se trataba de niños y niñas pobres que se lanzaban a por las monedas que les tiraban los ricos. Para los ricos esto era un mero pasatiempo, para los pobres una de las pocas maneras de conseguir dinero para llevarse algo a la boca. Sigue leyendo

Durmiendo en un colegio de Mataporquera

En 2012 asistí a un curso intensivo en Mataporquera (Cantabria) y dormí 15 días en las clases de un colegio. Bueno, he de reconocer que uno de esos días dormí al aire libre sin tienda de campaña ni nada.

Pero vayamos por partes. En agosto de 2012 me apunté a un curso intensivo con mis amigos y viajamos en bus hasta Mataporquera. Pensábamos que nos iba a dejar en una estación o algún sitio donde pudiésemos preguntar donde se haría el curso pero nos dejó en una calle cualquiera. El pueblo estaba prácticamente vacío (en 2012 según el INE tenía 851 habitantes) y hacia mucho sol. Tras preguntar en un bar dimos con el lugar que no era lo que esperábamos, pero como llegamos pronto fuimos a dar un paseo.

Sigue leyendo