Champiñoñes del país de las maravillas y arte inefable

No muy lejos de la extraña caseta de Durango podemos encontrar un sitio para descansar.. como si estuviésemos en el país de las maravillas de Alicia. Una mesa y varias sillas en forma de champiñón que al parecer llevan más tiempo en Tabira que yo en el mundo.

En esta placa del suelo podemos ver engravadas unas fechas: 26 – VII -1986 . Arriba se puede apreciar también: 1886 Euskal jaiak 1986

Esta mesa y sillas se encuentran al lado de la Iglesia de tabira que cuenta con mucho detalle.

Desde sus fuentes con forma de sol (gracias Maite por la foto 😉

que tienen por boca un grifo:

Hasta su puerta con curiosas inscripciones.

Pasando por las estatuas y cruces del parque de la iglesia. Que son del estilo del arco de triunfo de Durango.

Pero no acaba ahí, detrás de la iglesia podemos ver una inefable obra de arte. Tan inefable como enorme. Seguro que a más de uno le surgen los mismos sentimientos que al ver la patata de Amorebieta.

Sin duda, aunque es un curioso lugar, yo me quedo con las vacas pintadas de Tabira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s