Un día en Santander

El mismo día que visitamos el laberinto de Villapresente, del que ya hablé la semana pasada, nos pasamos por la ciudad de Santander.

Hacía tiempo que no andaba por sus calles. No recordaba el encanto que tenía.

¿Venís a descubrir un rato los rincones que me parecieron curiosos? Os invito a continuar leyendo esta entrada…

Antes de “callejear” no podíamos estar en Santander sin visitar el Palacio de la Magdalena y sus exteriores.

Las vistas al mar…

Volviendo al centro no pudimos evitarlo y nos comimos el tercer helado de la temporada… ¡Y los que faltan!

He de reconocer que el tiempo no acompañaba demasiado… pero pocas veces no apetece un helado.

Andando y andando aparecimos en una calle (Peña Herbosa) con tiendas y espacios curiosos y fotografiables.

Y ya cuando nos acercábamos al coche vimos uno de los murales más bonitos e inspiradores que he visto nunca:

Y a tí ¿qué rincones te gustan de Santander?

¡FELIZ MARTES!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s