Cabalgata de los reyes magos en Bilbao

Nunca había estado en la de Bilbao y a pesar de ser algo mayor ya, me animé a ir a la cabalgata de los reyes para poder compartirla en este blog con gente que no ha estado nunca aquí o que este año no puede verla. Y también ya de paso cumplir uno de los puntos del Desafío Piensa en un lugar: ir a un evento al que no he ido nunca.

No me esperaba mucho y me sorprendió, sobre todo la cantidad de gente que había. Las calles estaban llenisimas de gente y cortadas, con lo cual, la gente que no estaba interesada en ver este evento no podía cruzar para ir a otro lado. No cabía ni un alma más; gente con bolsas, niños en primera fila o en la cabeza de sus progenitores…

Pero conseguí un hueco. Aunque tuve la suerte de que las fotos me las sacaron mis amigos porque si no, no hubiesen salido más que cabezas.

Los primeros en pasar fueron los bomberos: primero un coche “vintage” y luego uno más actual.

Luego pasaron unos duendes, cosa que no entendí, porque los reyes no tienen ayudantes. Pero poco a poco más personas pasaban. Me hizo gracia que hubiera varias referencias al envío de la carta a los reyes magos:

Hasta los regalos se pasearon por la Gran vía.

Cada carroza tenía una temática. juguetes, personajes de Disney, carrozas patrocinadas por vodafone..

También hay que decir que más de uno/a aprovecho la espera de la cabalgata a jugar a Pokémon Go así que seguro que le hizo ilusión ver a Pikachu en Bilbao.

Hasta Elsa y Olaf de la película de Frozen vinieron a Bilbao. Acompañados de estas personas vestidas de copos de nieve.

Cada rey también tenía su temática dependiendo de su origen, de ahí que hubiese trajes algo especiales: como caballeros/as, turbantes,.. La verdad es que menos mal que me lo explicaron porque no tenía claro la diferencia entre esto y un carnaval 😀

Después de pasar los reyes, llegó una “máquina de caramelos” que los lanzaba automáticamente. Parecía nieve solo que dolía al caerte encima y era dulce. Todo el suelo y las cabezas de la gente estaba lleno de caramelos. Mucha gente se lanzaba a por ellos como si estuviesen hechos de oro. Pero la verdad es que fue bonito volver a la infancia por un momento.

Pero no acabo ahí. Después de las carrozas vinieron de otro tipo: ¡Las máquinas limpiadoras! y todo el personal de limpieza que se encargaron de dejar la calle como si ahí no hubiese pasado nada. La verdad es que es un gran y admirable trabajo.

La estrella fugaz fue de las primeras en pasar por la cabalgata pero la he dejado para el final, para que las personas que hayáis llegado hasta aquí podáis pedir un deseo 😉

¡Hasta el año que viene queridos Reyes!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s