El viejo cementerio de Mallona

Este jueves volvemos al parque Etxebarría, en Bilbao, para explorar el lugar donde antiguamente se encontraba el cementerio de la ciudad, el Cementerio de Mallona. 

¿Cruzamos el arco y descubrimos su historia?

a-dsc_0293

Desde que comencé este curso, muchas mañanas he tenido que bajar las escaleras que conforman la travesía de Mallona. Esa interminable calzada en descenso desde Begoña hasta Unamuno y que bien merecen otra entrada en este blog, la cual aún debo publicar. 

Pero esta travesía, en si, hoy no nos viene al caso. Lo que quería decir era que, cuando bajo por aquí, a menudo me fijo en el arco de piedra que, se supone, es la entrada al Cementerio de Mallona. 

Y yo siempre me pregunto… ¿Que cementerio?

Si la perspectiva no me fallaba, al subir esas escaleras debería encontrarme al lado del ascensor a la boca del metro del Casco Viejo. Y que yo recuerde, por ahí no he visto nunca nada parecido a una lápida, una cripta, un mausoleo o cualquier elemento de todo camposanto. 

Así que el otro día me puse a investigar. Pensé que, a lo mejor si exploraba bien la zona, igual encontraría algún rastro de lo que en su momento fue un cementerio. O que, tal vez, la perspectiva si que me fallaba y de verdad, al final de esas escaleras, podría encontrarme con un camino que llevase hasta él. 

Así que atravesé el arco, subí los peldaños… y nada.

Lo que encontré fue lo que ya había visto desde arriba (vamos, que la perspectiva no me fallaba nada). Los cipreses y las cruces de la zona eran los únicos elementos que me podrían recordar a un cementerio. 

La hojarasca seca de los árboles cubría la calzada y los jardines adyacentes. Aunque sea invierno, la vida vegetal se sigue abriendo paso por cualquier recoveco (aunque con las temperaturas que estamos teniendo no me extraña).

El cementerio de Mallona fue el antiguo camposanto de la ciudad de Bilbao hasta 1902, año en el que se inauguró el actual cementerio de Bilbao: El Cementerio Vista Alegre, de Derio. 

El de Mallona databa de 1828-1829. Se trataba de un cementerio de arquitectura funeraria neoclásica y fue obra del arquitecto Juan Bautista Belaunzarán, quien lo proyectó como una planta de 91 x 78 metros rodeado de columnas dóricas. Uno de los elementos más llamativos con los que contaba era su capilla octogonal, aunque en el momento de la apertura del cementerio esta aún no estaba construida. En un primer momento, este camposanto era eclesiástico, pero en 1863 la iglesia cedió todos los derechos del terreno al ayuntamiento. 

Estos muros llenos de hiedra posiblemente fueran parte de ese antiguo cementerio. Aunque no se muy bien que es o que fue ese edificio rojo, ni si se utiliza para algo actualmente. 

En este cementerio fueron enterrados los soldados que perdieron la vida en el año 1874, defendiendo la ciudad durante la tercera guerra carlista. Es por ello que todos los 2 de Mayo, la sociedad “El Sitio” lleva flores las puertas de este lugar. Más adelante podemos encontrar un monumento que se levantó en memoria de los soldados que fallecieron durante las primeras guerras carlistas, en 1835. 

Fue obra del escultor Abando Marcos de Ordozgoiti, data de 1870 y, antiguamente, era mayor, pero parte de este monumento fue destruido durante la guerra civil de los años 1936-1939.

Frente a este monumento y estos muros, al lado del arco que daría a la que fue necrópolis en su tiempo, podemos encontrar esta plazoleta con árboles, bancos y una fuente en su centro. Me siguen llamando la atención las fuentes de los parques y las plazas, especialmente cuando funcionan. 

No me paré a comprobar si esta lo hacía, pero me da en la nariz que si, pues no había llovido en unos días cuando la visité pero sus platos tenían agua. 

En fin. La gran pregunta: ¿Y que fue de este cementerio?

La respuesta es tan sencilla como lógica: Se quedó pequeño. 

Tras las tres guerras carlistas (en especial a la primera) y una epidemia de cólera que se dio en el año 1845, el cementerio de Mallona comenzaba a quedarse pequeño. En 1867 fue ampliado, de la mano del arquitecto Francisco de Orueta, pero no tardó mucho en volver a quedarse sin espacio. 

En Octubre de 1887 se notificaron tanto las deficientes instalaciones del cementerio como esta falta de espacio, por lo que se decidió construir uno nuevo según la normativa de 1886 en la materia (la cual dictaba, entre otras cosas, que debían realizarse estudios geológicos del terreno y que las necrópolis deberían construirse a más de 2 kilómetros de distancia de las poblaciones).

Aunque este cementerio siguió sirviendo como depósito de cadáveres durante un tiempo, en 1902 se construyó el cementerio Vista Alegre (en Derio), y el de Mallona quedó obsoleto.

¿Y que es lo que hay actualmente? Fácil. 

Tras los muros de piedra se esconde… ¡Un campo de futbol!

Y detrás se encuentra el famoso parque Etxebarria.

Esto es todo lo que hay ahora donde antiguamente se enterraba a la gente.

Las cosas cambian con el tiempo. Los lugares evolucionan y, lo que antes fue un cementerio, hoy en día puede ser cualquier otra cosa. 

Pero a veces, aunque vayamos mirando al frente, nuestra mente lo hace hacia atrás y, por un segundo, nos viene al recuerdo como era aquella calle por la que tan a menudo paseábamos y que ahora, igual que nosotros, está cambiada, crecida y diferente. Y tanto verla actualmente como tanto vernos en el espejo, al recordar como era nos sorprendemos por el enorme cambio que ha sufrido pero que, salvo en algunas ocasiones, ha venido dándose a lo largo del tiempo, poco a poco, sin llamarnos mucho la atención por ello. 

Pero, como pasa con este cementerio, las personas se van, pero los lugares se quedan, aunque acaben convertidos en yermos de tierra seca. 

Ay si los lugares hablaran… 

Igual estamos un poco obsesionado con los lugares en este blog. ¿No os parece?

En fin. ¡Nos leemos el jueves que viene!

Anuncios

Un pensamiento en “El viejo cementerio de Mallona

  1. Pingback: Un arco con mucho detalle | Piensa en un lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s