Un Paseo los Jardines de Pereda, en Santander

Este jueves nos volvemos a Santander para visitar y darnos un largo paseo por uno de los parques más grandes de la ciudad: Los Jardines de Pereda. Se encuentran situados frente a la bahía y merece la pena echarles un vistazo. 

¿Os apuntáis?

Este verano estuve en Cantabria pero solo pude visitar Santander un único día, sin embargo intenté sacarle todo el jugo posible a la excursión. No tenía unos objetivos fijos, aunque si que quería visitar el palacio de la Magdalena. Precisamente ese lugar fue uno de los que no pude visitar, porque justo ese día estaba cerrado. no obstante, si que pude pasear por sus jardines, su zoo y su museo. Pero de estos lugares aún tengo pendiente hablar en las próximas semanas. 

Santander es muy grande, y como iba sin un rumbo claro, tuve la suerte de encontrar algunos lugares muy interesantes sin proponérmelo. Me quedaba alrededor de una hora en la ciudad y ya estaba camino de la estación de buses (camino de encontrarla, quiero decir), cuando me crucé con este parque.

Se trata de los Jardines de Pereda, situado entre la bahía y la larguísima calle homónima: El Paseo de Pereda. Esta calle ya de por si es digna de mencionar, pues se trata de un lugar emblemático de la capital cántabra. Para empezar, se encuentra situada frente a la bahía de Santander y, por consiguiente, cuenta con unas vistas privilegiadas de la misma. Inaugurados en 1905, llevan más de un siglo ofreciendo tanto a turistas como a santanderinos un lugar donde poder pasear entre árboles, plantas, flores… y estorninos (que se ve que hay muchos).

Por otro lado, es una de las calles más antiguas de la ciudad. Se salvó en el año 1941 del Incendio de Santander, que arrasó con la parte histórica de la ciudad. Por lo que, actualmente, es una de las calles más antiguas de Santander. 

Posee un conjunto de edificios de distintas épocas que se remontan hasta el siglo XVIII y ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico. Además, en esta calle se encuentran algunos de los edificios más destacados de la ciudad, como el Palacio de la Compañía Trasatlántica Española o la sede del Banco Santander

Pero lo que nos interesa visitar hoy son los Jardines de Pereda, un amplio y vistoso pulmón verde en el centro de la ciudad y casi a pie del mar, pues en su momento este terreno fue un muelle portuario.

Se trata de un gran parque inaugurado en 1905 y dedicado (junto con la calle) al novelista cántabro José María de Pereda, de quien hay una escultura en los mismos jardines, realizada por Lorenzo Coullaut Valera

a-img_20160810_173639

Alrededor de la escultura principal en la que está representado este autor hay varios grabados en los que se muestran escenas de varias de sus obras. 

Cuando llegué al parque… bueno, la verdad es que al bajarme del barco que me trajo a Santander ya me fijé en este lugar. Me entraron muchas ganas de visitarlo en ese momento pero como sabía que la estación de buses quedaba por la zona, decidí dejarlo para la vuelta si es que me daba tiempo. Y me dio. 

Recuerdo que lo primero que me llamó la atención fue un edificio en construcción que vi desde la bahía. Resulta que se trata del futuro Centro de Arte Botín y que, junto a este espacio, se llevó a cabo en 2014 una importante reforma de los jardines para ampliar su superficie y triplicar las zonas verdes. Esta reforma fue encargada al paisajista Fernando Caruncho

Bueno… a lo que iba. Cuando llegué al parque entre precisamente por la otra punta, donde se halla ubicada una amplia plaza en la que el hotel Bahía hace esquina, y en la que ese día habían colocado varios puestos de venta de libros.

No se muy bien si era algo especial de ese día, de esa semana, de ese mes… Tal vez se trataba de algún tipo de iniciativa cultural impulsada para fomentar la lectura, o tal vez fuese el típico mercadillo de principios de mes que se lleva a cabo en tantos lugares. Aunque me da en la nariz que se trataba de un evento especial del mes de Agosto. 

De igual manera, tampoco me quedó claro en su momento si el tiovivo clásico que vi poco después tenía algo que ver con algún tipo de evento especial o si se encuentra allí durante todo el año, aunque en este caso estaba casi convencido de que se trataba de uno de los muchos atractivos perennes del parque. Y no me equivocaba. 

Seguí paseando, aunque a pasos agigantados porque no tenía mucho tiempo. Me hubiese gustado sentarme a la sombra y comerme un helado, pero era tarde. Aunque me quedase casi una hora, no sabía donde se encontraba exactamente la estación.

Lo siguiente en lo que me fijé fue en el estanque que había, y en el puente que lo cruzaba. 

Se trata de un parque amplio y frondoso. Sus más de doscientos árboles nos ofrecían a los viandantes una sombra piadosa en un día tan caluroso y soleado como ese estaba siendo. Sin embargo, había partes del paseo en las que uno tenía que exponerse a si mismo y a la lente de su cámara a los potentes rayos del astro rey.

Vamos, que me quemé. Aunque use protección 50, siempre acabo con una insolación. 

En una de las zonas más abiertas del parque se encuentra este kiosco de música. Siempre me han gustado estos kioscos, y este no es una excepción, aunque no sabría decidir sobre cual de los que he mencionado en este blog me parece el más bonito. Si el del Parque de la Florida en Vitoria, el del Parque Europa en Bilbao o este…

Como se me hacía tarde, decidí darme la vuelta y volverme hasta la plaza con los puestos de libros para seguir buscando la estación de buses. Me gustó mucho la visita a los Jardines de Pereda, y cuando vuelva a esta ciudad, pienso cumplir ese pequeño deseo que se me quedó pendiente: Comprarme un helado y sentarme en un banco a la sombra de los árboles sin mayor fin que ver como pasa el tiempo. 

Y a cualquiera que visite Santander, le recomiendo que haga lo mismo. Y si hace frío, en vez de helado siempre puede haber cafe, chocolate, churros, gofres o castañas. 

Lo que importa es disfrutar el momento. 

Por cierto, si te ha gustado la entrada o te gusta nuestro blog, nos encantaría que nos votaras en los Premios Bitácoras. ¡Nos haría muchísima ilusión!

Anuncios

2 pensamientos en “Un Paseo los Jardines de Pereda, en Santander

  1. ¿Sabíais que el Hotel Bahía es “nuevo”? hace unos cuantos años, muchos años día yo…se derrumbó porque estaba muy viejo y contruido con malos materiales. Fue trágico porque murieron dos o tres personas, no recuerdo exactamente pero se montó un buen revuelo y con razón.
    El anterior era un hotel muy bonito, el actual (bueno actual…ya tiene sus años…) me resulta un poco simple, pero bueno, creo que estará mejor fabricado y será más seguro.
    Muy buena entrada y un saludo :-)))

    Me gusta

    • Oh, pues no tenía ni idea de lo del Hotel Bahía. Me llamó la atención la ubicación y la fachada del hotel en cuestión porque lo pude ver desde la misma bahía cuando fuí en barco. Que lástima lo de que se derrumbase el anterior, pobre gente…

      Me alegro un montonazo de que te haya gustado la entrada, y muchas gracias por la información! Un saludo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s