Una vieja ermita en Arnuero

Este jueves voy a descubriros una pequeña ermita que se encuentra perdida en un camino en el campo, en el municipio cántabro de Arnuero. Se trata de la Ermita de San Roque.

Tengo que disculparme por lo escueta que va a ser esta entrada en comparación con otras, pero me parecía interesante hablar acerca de un lugar que encontré un caluroso día paseando por la localidad cántabra de Isla.

Me perdí entre varias sendas y, a medio camino entre el pueblo de Isla e Isla Playa (la zona más hotelera) encontré este viejo edificio.

a-20160813_181322

Me llamó la atención sin saber muy bien que era, así que decidí fotografiarlo. También decidí que ocuparía un espacio en este blog, aunque no necesito mucho para decidir esto último.

Sin embargo, una vez me puse a investigar acerca de él, empecé a dudar sobre si meterlo o no en Piensa en un lugar.
¿La razón? La falta de información y la simpleza del lugar en si.

Se trata de una ermita más como las cientos o miles que hay desperdigadas por toda la península. Una vieja ermita dedicada a San Roque, similar en su forma a la que hay mirando al mar en el centro de Isla, la cual también está dedicada a San Roque (y a San Sebastián).

No se si esta ermita se encuentra en desuso, o si es propiedad de quienes viven en el edificio de al lado. Adosado a esta ermita y compartiendo tejado hay un garaje que pertenece (seguro) a esta gente, por lo que quien sabe, tal vez sean los propietarios, pero tal vez no.
Aunque se nota que la puerta y el tejado han sido restaurados, no se si el edificio en sí está abandonado o si dentro de él en realidad hay un trastero o una cuadra o un salón recreativo…

Lo poco que se es que, al igual que la gran mayoría de ermitas situadas en Arnuero o en toda la comarca de Trasmiera, la construcción de este edificio posiblemente se remonte al medievo. Su culto estaría muy vinculado al Camino de Santiago y su fabricación sería muy sencilla tanto por dentro como por fuera (a la vista está). Posee una planta rectangular de dos cuerpos y varios vanos (las ventanitas rectangulares) de pequeño tamaño.

Pero es precisamente esta falta de información es lo que me ha llevado a escribir la entrada, pues abro la posibilidad de que alguien que sepa de este lugar pueda encontrar nuestro blog y hablarnos (si quiere) sobre este lugar (o sobre cualquier otro, que anda que no hay).

Mi paseo ese día no fue muy largo que digamos, pero me llevé el recuerdo de este lugar en mi cámara y una buena bocanada de aire puro en mis pulmones.
¿Y a vosotros? ¿Os gusta pasear entre campos y encontraros viejos edificios en el camino?

¡Por cierto, si te gusta nuestro blog o nuestras entradas, nos haría una gran ilusión contar con tu voto en los Premios Bitácoras!
¡Muchísimas gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s