El ayuntamiento de Donostia y sus jardines

Este jueves nos volvemos a Gipuzkoa para darnos una vuelta por los jardines de Alderdi Eder y por observar el exterior del ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, dos lugares emblemáticos de la ciudad.

A 20160428_114858

Es una auténtica casualidad que Patri haya publicado este mismo martes una entrada hablando del ayuntamiento de Bilbao, pero de vez en cuando este tipo de semanas “temáticas” ocurren, aunque dudo que Carol vaya a hablar de otro ayuntamiento este domingo. 

Y es que yo tenía pensado hablar acerca del ayuntamiento de Donostia desde hace mucho tiempo. 

Una fachada impresionante, un precioso parque delante, la Playa de la Concha a un lado… Es un lugar alucinante (e ideal para sacarse unas fotos). Y ojo, también tiene su historia, pues no siempre sirvió como ayuntamiento de la ciudad.

No hace falta tener muchas luces para entender por que el ayuntamiento de Donostia es un lugar de gran interés turístico. Solo hace falta un único vistazo para dejarse cautivar por la belleza de su fachada de arenisca, de estilo renacentista moderno. La verdad es que es bastante imponente. 

A pesar de encontrarse en un lugar clave de la ciudad, el mar y los Jardines de Alderdi Eder confieren a toda esa zona una tranquilidad que hace frente al ruido del gentío circundante.  

El antiguo ayuntamiento se ubicaba en un edificio de la Plaza de la Constitución, sin embargo actualmente se encuentra aquí. Inaugurado en 1887, este edificio fue construido en los Jardines de Alderdi Eder, un precioso parque situado frente a la playa. 

Luego nos damos una vueltita a través de él, pero ahora vamos a centrarnos en el ayuntamiento (o Casa Consistorial), porque este edificio tiene su historia que contar. Y es que cuando se inauguró, lo hizo como sede del Gran Casino de Donostia. 

Fue construido por los arquitectos Luis Aladrén y Morales de los Ríos entre 1882 y 1887, y se llegó a considerar uno de los salones de juegos más elegantes de Europa, atrayendo a personalidades muy influyentes de todo el mundo. Su “edad de oro” tuvo lugar entre los años 1905 y 1922, hasta que fue prohibido el juego durante la dictadura de Primo de Rivera

El Gran Casino cerró, sin embargo el edificio seguía ahí, igual de imponente ante la ciudad. En su reglamento figuraba la norma de que no sería utilizado de ninguna otra manera que no fuese como casino, sin embargo en 1925 se reabrió como hospital de la Cruz Roja a petición de la reina Maria Cristina, pues muchos Donostiarras volvían heridos de la guerra con Marruecos (Guerra del Rif). 

En 1930 cerró sus puertas de nuevo, y no volvió a abrirlas hasta 1945 cuando, tras una remodelación urbanística, se convirtió en el actual emplazamiento del ayuntamiento. 

En fin, que donde antes había ruletas y un salón de baile, ahora se sitúa el salón de plenos. Y en la actualidad, el antiguo ayuntamiento hoy es la sede de la biblioteca municipal.

Este edificio es emblemático de la ciudad, es muy bonito y tiene una historia interesante, pero ya os he dicho que no es lo único llamativo de este lugar. Y como lo prometido es deuda, ahora toca pasearse por los jardines de Alderdi Eder.

Se trata de otro de los lugares más emblemáticos de San Sebastián y desde su creación estuvo totalmente orientado al entretenimiento. 

El recinto de estos jardines fue construido en 1880 sobre un viejo campo de maniobras militares. Desde sus inicios este lugar estuvo destinado al ocio, por lo que se situaron aquí un circo, un velódromo y un teatro de guiñoles. 

Y parece que aún hoy sigue conservando un poco de su antiguo ambiente circense. 

Además, para contribuir a ese ambiente recreativo, se colocó aquí el Gran Casino. Sin embargo, tras el traslado del ayuntamiento a este edifico, Alderdi Eder fue remodelado para convertirse en el jardín que es ahora. 

Fue el jardinero francés Pierre Ducasse el encargado de proyectar el jardín (el mismo Ducasse que trazó el paisaje de la Plaza de Gipuzkoa) y destaca, entre otras cosas, por el centenar de tamarindos que hay plantados. 

Pero no solo hay tamarindos. También hay setos, parterres, árboles y flores variadas…

Una bonita fuente rodeada por un espacio ideal para sentarse, descansar y tomar la sombra.

Y varios homenajes, monumentos y esculturas. 

¡Vamos a ver algunas obras!

Empezamos por una escultura en homenaje a las víctimas de la dictadura franquista, colocado al lado del ayuntamiento. Esta obra recuerda a las personas ejecutadas en Donostia durante el alzamiento y la dictadura, y cuenta con espacios para introducir flores.


Otro homenaje que podemos ver es el que hay en honor a las víctimas del terrorismo. Situado en una zona muy céntrica de los jardines, está realizada en bronce y cobre. Fue realizada por Aitor Mendizabal y se inauguró en 2007.

También podemos observar un busto en honor al escritor Jose María Salaverría.

Más adelante encontramos esta bonita y tierna escultura en mármol de dos leones dándose mimitos.

Y aunque seguro que hay más, voy a terminar el recorrido por una escultura en honor a Don Quijote de la Mancha y a Miguel de Cervantes, su autor. 

Y todo esto al lado del mar…

Hay muchísimo que ver en Donostia, y tan solo en esta pequeña zona uno tiene para rato. 

Si estás pensando en ir, créeme cuando te digo que merece mucho la pena visitar el ayuntamiento y sus jardines.

¿Te animas a darte una vueltita?

Anuncios

2 pensamientos en “El ayuntamiento de Donostia y sus jardines

  1. Pingback: El puente más curioso que cruza el Urumea | Piensa en un lugar

  2. Pingback: El Gran Casino que cumple cien años | Piensa en un lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s