La “Plaza Mayor” de Bilbao

Primero fue la Plaza de España de Vitoria-Gasteiz, construida en 1791.

Después la Plaza de la Constitución de Donostia-San Sebastián, de 1817.

¿Que vendrá hoy?

Patri y yo llevamos ya un par de semanas haciendo entradas “temáticas”, y todo sin darnos ni cuenta. ¡En las últimas semanas ella nos ha llevado a un par de teatros impresionantes! Al Teatro de Alcalá 20 y al Teatro Lope de Vega de Madrid. ¿Que tocará la semana que viene?.

Y yo, mientras tanto, he estado hablando de plazas… Pero tranquilos, que con esta ya termino (por ahora). De todas maneras, son lugares de las que merece la pena hablar, y aunque haya plazas de este estilo por toda la península, cada una de ellas tiene una historia y un encanto especial que las hacen únicas. 

Para terminar este mini-ciclo, es obvio de cual voy a hablar hoy.

Hoy toca: ¡La Plaza Nueva de Bilbao!

20160510_133302

La última Plaza Mayor de las tres capitales de Euskadi, la más pequeña en tamaño, la más actual y también la más bulliciosa. Así es la Plaza Nueva (o Plaza Barria) de Bilbao

20160510_132822_Pano

Se encuentra ubicada en pleno Casco Viejo de Bilbao, entre las calles Askao, Posta, Foru y Kapelagile. Comparte características arquitectónicas con sus contrapartes de las demás capitales: Estilo neoclásico, planta rectangular rodeada de edificios de una altura de tres pisos, soportales y arcos, etc. Y, al igual que las demás, también estaba pensada para albergar instituciones importantes.

La historia de esta plaza es larga pero no muy densa. ¿Por que es larga? ¡Porque desde que se puso en marcha el proyecto y hasta que se terminó la plaza pasaron 65 años! Además, a raíz de esto se le deben atribuir tres autores a la Plaza Nueva. El proceso fue el siguiente: Entre 1786 y 1829 se puso en marcha el proyecto; en 1821, el arquitecto Silvestre Pérez levantó los planos; en 1825 Antonio de Echevarria tomó las riendas del proyecto y llevó a cabo dos reformas en 1829 y 1832. Por último, entre 1840 y 1851 la dirección de la obra pasó a ser de Avelino de Goicoechea, que también llevó a cabo cambios en el proyecto.

Todos estos cambios de mando y reformas fueron los que provocaron que la obra durase tanto, pero fruto de este trabajo dio con el que sería uno de los puntos neurálgicos más importantes del Casco Viejo de Bilbao, (siendo otro de ellos la Plaza Unamuno, que se encuentra justo enfrente de este lugar).

Este lugar está lleno de pequeñas curiosidades que lo hacen único y especial. Por ejemplo, cuando se construyó, esta plaza recibió el nombre de Plaza de Fernando VII, en honor a la visita que este rey hizo a la ciudad; y en ella se encontraba la Diputación de Vizcaya, hasta que en el año 1900 la trasladaron a la Gran Vía. También se encontraba antiguamente en el centro de la plaza la estatua del fundador de Bilbao, Don Diego López de Haro, pero durante la Guerra Civil, la estatua fue recolocada en su actual emplazamiento, en el centro de la Plaza Circular. También hubo un quiosco de música que desapareció cuando comenzaron las obras del parking subterráneo que hay bajo la Plaza Nueva.

Pero es que todo el casco viejo está lleno de curiosidades y puntos únicos.

Se trata de una Plaza muy bulliciosa, llena de bares, restaurantes, tiendas, comercios y terrazas por todos lados. Es un lugar estupendo para pasar el rato y tomar algo, y hay algunos locales muy recomendables. 

¡Además, es la única plaza mayor de las tres capitales que tiene palmeras!

Ah! Y en esta plaza se encuentra la sede de Euskaltzaindia (Real Academia de la Lengua Vasca). ¡Como veis, se trata de una plaza llena de vida! De las tres plazas mayores de las capitales vascas es la más ajetreada, aunque eso no quita que las otras dos no tengan encanto. 

Pero… ¿Por que me empeño en llamarlas Plazas Mayores? Pues es por una razón muy sencilla. 

“La plaza mayor o de la Constitución es de una tipología bien definida de un elemento urbano a partir del siglo XVI. Se caracteriza por ser un espacio de planta rectangular, delimitado en todo su perímetro por edificios de igual altura y con un tratamiento único de sus fachadas, siendo la planta baja con soportales uniformes.

(Párrafo extraído de “Plaza de la Constitución de San Sebastian, una plaza mayor”, por Laura Aisenson. Página 2. http://www.euskomedia.org/PDFAnlt/arte/14/14009038.pdf)

Pues eso, las llamo plazas mayores porque arquitectónicamente hablando son plazas mayores, como la de Madrid o la de Salamanca, pero cada una tiene su historia, su personalidad y su encanto. 


Bueno… con esto doy por concluida esta serie temática sobre plazas mayores… al menos por ahora. 

Espero mucho que os hayan gustado y…

Bueno, que… ¿Nos tomamos un “relaxing cup of café con leche” en una de estas plazas? 

Anuncios

3 pensamientos en “La “Plaza Mayor” de Bilbao

  1. Pingback: Un top cinco de Bilbao (por Patricia) | Piensa en un lugar

  2. Pingback: 10 lugares a visitar en 2017 | Piensa en un lugar

  3. Pingback: Un paseo por Madrid | Piensa en un lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s