Una piedra que mira al sol, en Vitoria-Gasteiz

Cuando me decidí a trabajar en este blog con Patri y Carol, lo primero que pensé fue: ¿Y de que lugares puedo hablar yo? Aunque resido en Bilbao, nací en Vitoria-Gasteiz, y lo cierto es que me parece una ciudad preciosa. Se que se me venían a la mente cientos de espacios llamativos, de los que poder hablar, pero… todos me parecían conocidos… normales… Vamos, los de siempre. 

De repente sentí que no conocía para nada mi ciudad, y tenía que ponerle fin. Me armé con el móvil, salí a buscar tesoros ocultos… Y decidí sacarle una foto a la primera piedra con la que me tropecé. 

20151024_184411

¿¡Como no se me había ocurrido antes!? ¡Si lo tengo delante de mi casa!

He pasado por aquí… cientos de veces. Durante la nevada de Febrero de 2015 incluso fabriqué un muñeco de nieve delante de él. Este pedrusco ha estado aquí siempre, y sin embargo uno no repara en él hasta… bueno, hasta que lo hace. 

Lo poco que sabía de él era que se trataba de un memorial, y que daba nombre a la calle: Los Astrónomos. Pero… ¿Que astrónomos? ¿Es que se reunían un montón de señores a ver lluvias de estrellas en este lugar?… Pues casi. 

solar-eclipse-1860-granger

Ilustración de la observación del eclipse desde Palencia

En 1860, el 18 de julio, tuvo lugar un eclipse de Sol total. España se convirtió en un punto de reunión para grandes personalidades de la astronomía mundial, a raíz de que el eclipse iba a pasar justo por encima. 

Mapa por Francisco Coello de Portugal y Quesada

Álava, concretamente, se convirtió en una de las regiones más privilegiadas para la observación del fenómeno. Se podría decir que Vitoria-Gasteiz tenía asientos en primera linea para el espectáculo. 

Numerosas personalidades se acercaron a este lugar para poder estudiar el eclipse. Entre otros, los astrónomos Weyer de Kiel, Moelder de Dorpat y H. Goldschmidt.

Sin embargo, la verdadera acción se estaba dando en una localidad cercana, en Rivabellosa, donde el astrónomo e inventor Warren de La Rue (inventor de la bombilla incandescente) fotografió el eclipse. Fue uno de los primeros eclipses totales fotografiados. ¡Y lo hicieron desde Álava!

firsteclipsephoto-blog Toulouse_-_L'éclipse_de_La_lunette_M._Raux_(Baux_^)_et_..._(illisible)_coll._humide_-_Fonds_Trutat_-_MHNT.PHa.814.105

En este monumento, el Monolito de los Astrónomos, viene escrito el siguiente recordatorio: 

“En este terreno se situaron las misiones científicas enviadas por diferentes naciones para estudiar el eclipse total de sol que tuvo lugar el día 18 de julio de 1860”.

20151024_184509

Quien iba a decir que en esta colina (que hoy en día es una plazoleta rodeada por un parque) se reunieron auténticos eruditos, llegados de distintos puntos del globo, para ser testigos privilegiados de un fenómeno natural tan sobrecogedor como inusual.

El eclipse tuvo lugar a las 13:37. Que en Vitoria-Gasteiz no haya sol durante el día… no es que sea nada nuevo que digamos. Pero por una vez, no se trataba de un nubarrón. 

20151024_184444

Este memorial que ha vivido dos siglos en esta colina pasa desapercibido ante monumentos mucho más grandes y vistosos. Pudiendo ver catedrales, parques que parecen auténticos bosques, museos… muy pocos vendrían a esta ciudad para ver este pedrusco.

Sin embargo, esta piedra vieja y desgastada me hizo comprender el verdadero objetivo de este blog.

Anuncios

Un templo en Madrid

Hace no mucho descubrí uno de los lugares a mi parecer más especiales de la ciudad de Madrid. El templo de Debod.

DSC_0090

El templo de Debod es un monumento funerario egipcio que se encuentra en el comienzo de la Calle Ferraz de Madrid desde los años 70.

Los egipcios decidieron compensar a España y regalarles este edificio por la ayuda que habían recibido para salvar los templos de Nubia.

Hace años, este templo se encontraba en una pequeña localidad llamada Debod, a las orillas del río Nilo, en la Baja Nubia, al sur de la ciudad de Egipto.

Antiguo Templo de Debod, en Debod. Imagen: Wikipedia

En la actualidad, el templo ha sido restaurado y algunas partes que en su momento habían desaparecido (como podemos contemplar en la fotografía) han sido reconstruidas.

TEMPLO2

TEMPLO3TEMPLO1

Hace unos cinco años lo descubrí y siempre que puedo pasarme por Madrid una visita a este lugar es casi obligatoria. ¿Que por qué me gusta? Bueno, Madrid, gran ciudad, con grandes edificios, una gran cantidad de gente… Esto rompe un poco los esquemas de esa idea, ¿no? Eso es lo que me gusta, precisamente. Además, los atardeceres hacen todavía más mágico este lugar. Os invito a contemplar la galería de imágenes que nos ofrece Google para que veáis de lo que os estoy hablando.

Se que no es un espacio escondido y cada vez más gente lo conoce, pero veía necesario comenzar a escribir el blog de lugares especiales con uno de los más bonitos de la ciudad de Madrid.

Puedes visitar el exterior del monumento el día y hora que desees, pero si además quieres entrar al templo, que es gratuito, échale un vistazo a los horarios de visita, no vaya a ser que el día que decidas ir esté cerrado.

Puedes acceder al lugar en metro, tren, autobús o andando. Puedes encontrar toda la información sobre cómo llegar perfectamente explicada en el link.

Y por último, si deseas ir en grupo o asistir a las actividades didácticas, es obligatorio reservarlo antes de tiempo. También puedes encontrar la información de reserva en la página que te adjunto.

¿Conocías ya el sitio? ¿lo habéis visitado? y ¿qué os parece?

Lugares que cuentan historias desconocidas

Todos los días pasamos por las mismas calles, los mismos lugares y muchas veces ni reparamos en qué tenemos a nuestro alrededor. Simplemente vemos algún edificio o lugar y damos por supuesto que está ahí porque tiene que estar y ahí ha estado siempre. ¿Pero que pasa cuando no es así? ¿Nunca os ha pasado que de repente algún lugar de vuestro entorno ha desaparecido y que hasta ese momento no te habías dado cuenta que estaba ahí?

546817_3315656702546_712877306_n

Pues bien, me gusta pensar que la historia de esos lugares siempre será conocida, pero no es así, a veces vemos huellas o restos de edificios que no sabemos ni qué fueron ni qué ha pasado con ellos. Por eso quiero escribir en este blog, para documentar esos espacios o huellas de estos que desaparecieron un día o puede que desaparezcan y nadie sepa su historia. Soy una documentalista de espacios. La memoria es una mala amiga que te traiciona cuando menos te lo esperas. Por eso hay que documentar, explicar, fotografiar esos lugares, para que alguien no se quede nunca con la duda de esa historia.

Piensa en un lugar, para mí, pretende ser un llamamiento a parar el olvido, a fijarnos más en nuestro entorno, a revindicar los espacios como personajes de historias desconocidas. No tengo palabras para agradecer a Patricia que me deje este espacio ni para describir lo afortunada que soy de compartirlo también con Josu.

¿Te animas a descubrir nuevas historias  conmigo?

Vamos a buscar tesoros

Imagen Josu Cañón

Si sois como yo… os habréis pasado media vida viajando, desentrañando los más ocultos secretos en las más alejadas tierras. Habréis encontrado auténticas maravillas, pisado lugares majestuosos, con historias míticas, memorables. Habréis vislumbrado tanto lo especial como lo mundano de aquellos sitios que, aún siendo poca cosa, han conseguido abrirse paso hasta afincarse en una parcela de vuestro corazón. 

Y después de todo eso, habréis levantado la mirada de vuestras pantallas y un chorro de sol os habrá quemado la retina. 

Sin embargo… si realmente sois como yo… aunque hayáis pasado media vida pegados a un televisor, un ordenador o una consola… Al abrir la puerta que da al mundo, os habréis fascinado incluso con los detalles más simples. 

¿Que más le da a la humanidad que un diente de león esté creciendo en el resquicio entre dos escaleras?

Pero… a ti te importa. 

Así que cuando me propusieron trabajar en este blog, la idea me entusiasmó. 

Es hora de dejar a un lado la ficción y los mundos virtuales. Es hora de pasar a esa fantasía que es la realidad y descubrir que secretos nos esperan en nuestros alrededores. Grandes, pequeños, vistosos, absurdos… Ocultos a la mirada, hasta que uno se fija. Con Piensa en un lugar, quiero que lugares simples se conviertan en mágicos, que salgan a la luz auténticas reliquias urbanas. Quiero que este blog sea el impulso que nos motive a salir, descubrir el mundo que nos rodea y mirar con los ojos de un niño incluso a las cosas menos fascinantes. 

Porque lo que para uno es algo mundano, para otro puede ser un tesoro.

Podemos hacer un blog diferente

El otro día me hablaron de una placita del barrio de Gracia de Barcelona. Hay que ver lo que me gusta conocer sitios nuevos y mejor si vienen de una buena recomendación. Me encantó el lugar.

Eso mismo me ocurrió con el que es ahora mi lugar favorito de Madrid, el Templo de Debod. Es verdad que hoy ya no paro de ver fotografías y comentarios acerca del monumento egipcio, pero hace cinco años cuando lo conocí, me pareció el mayor descubrimiento del año.

Por eso (y alguna otra cosita más que os iré contando entrada tras entrada) quiero hacer este blog. Quiero un espacio para aquellos lugares. Esos sitios conocidos o que quedan todavía por descubrir merecen un hueco en esta gran red de información.

Acabo de terminar mis estudios en Comunicación Audiovisual y quiero utilizar mis conocimientos y motivaciones para dar lo mejor de mí en este blog que acabamos de empezar. No puedo ser más afortunada al tener a mi lado en este proyecto a Carol, la reina del Transmedia, y a Josu, la persona más imaginativa que conozco.

Nos lo vamos a pasar bien. ¿Nos vamos leyendo?